La división de masa y rounders permiten porción y redondos panes para preparar pizzas y pastas en diferentes formatos. Gracias a su tamaño compacto y fácil de utilizar, estos equipos son ideales para insertar en el laboratorio casero e industrial, así como en la tradicional pizzería.