Las máquinas para la desincrustación, específicamente indicadas para restaurantes, hoteles, turismos rurales y comedores, permiten reducir notablemente el trabajo del personal en la cocina. Gracias a la acción de un detergente especial, permiten eliminar las incrustaciones de grasas y residuos carbonosos de las ollas, filtros, platos, bandejas y muchos otros accesorios de las cocinas profesionales.